“El Espíritu del Señor está sobre mi.  Si, el Señor me ha ungido, me ha enviado a proclamar buenas noticias a los afligidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a anunciar libertad a los cautivos, y liberación a los prisioneros” Isaías 61:1

Jesús vino a traernos libertad de aquellas cosas que nos tienen oprimidos.
Todos vivimos constantemente siendo heridos, muchas veces por nuestros padres, y para nosotros ser sanados, debemos confesarle al Señor lo que sentimos para que El venga y sane. A veces hay un solo tema que incide en la vida. Sin embargo, otras veces parece que hay más de un problema, todos conectados entre sí, sin principio claro o el enfoque. El Espíritu Santo viene a ayudarnos para resolver todas estas situaciones.  La clave está en perdonar.

«Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas». Marcos 11.25

En Casa del Altísimo tenemos un llamado a sanar los quebrantados de corazón. En cada servicio que hacemos, Dios está sanando y transformando nuestras vidas.

Si tienes alguna necesidad de sanidad, de perdonar a alguien y si necesitas ayuda, acércate a nosotros.

Dios realmente quiere hacerte libre!

Kaleb McGary Jersey